Planta Tecsopack

Planta Tecsopack

Categoría

Impacto al medio ambiente

Conoce más de este proyecto en:

Explique el enfoque del proyecto

Nuestra propuesta ofrece soluciones de empaques sostenibles y amigables con el medio ambiente al sector productivo, que más allá del cuidado al medio ambiente, se enfoca en la protección de los ecosistemas gracias a una fórmula innovadora que ha sido probada por laboratorios en estados unidos, que realizan pruebas ASTM D551 y miden la biodegradación de un producto; mientras un polímero normal se demora entre 50 y 1.000 años en degradarse, con esta fórmula el producto se degrada entre 6 meses y 4 años, más del 90% de aceleración del proceso de reintegración al ambiente, llegando a tener valores de degradación semejantes a los del papel.

¿En que consiste la solución?

Nuestro proyecto consiste en la creación de una planta de producción de empaques en la región del Valle del Cauca, con una novedosa formula que hace que las complejas estructuras de carbono de los polímeros, sean consumidas por los microbios a nivel macromolecular, lo que permite una ruptura del polímero que comienza en la hidrólisis (descomposición por acción del agua) y termina con la metanogénesis (paso final en la descomposición de la materia orgánica) y sean reintegradas al medio ambiente sin impactos negativos; este material a pesar tener el mismo grosor y calibre, logra ser más liviano entre el 25 y 30% de un empaque polimérico habitual y cumple con las condiciones de las cinco Rs: Reducir, Reutilizar, Reciclar, Regular y Reparar.

¿En que se diferencia la solución del proyecto con respecto a la de sus competidores?

Nuestra solución es diferente a nuestros competidores en la región del Valle del Cauca porque ofrecemos soluciones de empaques hechos a la medida y bajo las condiciones de nuestros clientes sostenibles y amigables con el medio ambiente, que cumplen las condiciones de fuerza, conservación del producto y cero contaminaciones con agentes externos. Las ofertas de empaques actuales de plástico se han direccionado a la generación de aditivos y formulas oxo-biodegradables (degradación solo en presencia de oxigeno), que lo que hacen finalmente es romper las estructuras de carbono en unas más pequeñas e igual de complejas, que igualmente no serán consumidas por los microorganismos. Nuestro material se degrada en ambientes aerobios y anaerobios, lo cual lo convierte en 100% Biodegradable, como cualquier producto derivado de la celulosa. Las ofertas de empaques de papel no siempre cumplen con las condiciones de resistencia y en muchas ocasiones permite el contacto con agentes externos. En Colombia, el consumo de empaques biodegradables es apenas el 10%. Tener nuestra propia planta de producción nos brinda la oportunidad de asegurar la calidad del producto de principio a fin a lo largo de la cadena productiva y controlarla, la formula innovadora se ha probado por laboratorios en estados unidos que realizan pruebas ASTM D551 y miden la biodegradación de un producto, su costo no representa más del 10% adicional en el producto final en comparación al producto habitual y no interfiere en las propiedades físico-químicas del material polimérico, lo cual lo hace muy competitivo en el mercado. Mientras un polímero normal se demora entre 50 y 1.000 años en degradarse, con esta fórmula el producto se degrada entre 6 meses y 4 años dependiendo del diseño del producto, más del 90% de aceleración del proceso de reintegración al ambiente, con valores de degradación semejantes a los del papel